Autor/a español/a·Narrativa

Los renglones torcidos de Dios, de Torcuato Luca de Tena

Los renglones torcidos de Dios (Planeta, 1997), de Torcuato Luca de Tena.

No te preocupes por ellos -le decía a Dios- porque todos son equivocaciones tuyas, son los renglones torcidos de cuando aprendiste a escribir.

Los renglones torcidos de Dios, de Tocuarto Luca de Tena

Los renglones torcidos de Dios (Planeta, 1997), de Torcuato Luca de Tena, es un libro que no podía obviar teniéndolo en mi biblioteca personal. Es una obra maestra de la literatura española, y me congratula afirmar que los tres o cuatro últimos libros que he leído los he puntuado con cinco estrellas (lo máximo) en Goodreads, es decir, mis últimas lecturas han sido exitosas. Quizás el ritmo pare con este libro, pero qué grato final.

Prologado por Vallejo-Nágera, este libro tiene mucho de real. Aunque no está basado en hechos reales, el autor estuvo 18 días en un manicomio para coger la experiencia necesaria para escribir el libro, y estuvo esos días con nombre falso y como un supuesto enfermo más, toda una aventura arriesgada similar a la que corre la protagonista de la historia.

Luca de Tena dedica el libro a los médicos, enfermeros, cuidadores y otros profesionales, ya sean de la salud o no, dedicados a cuidar de aquellas personas que son los renglones torcidos de Dios. Por su parte, los capítulos son letras del alfabeto, y antes de seguir querría decir que la protagonista del libro es poseedora de una inteligencia descomunal, quizás sea el personaje literario más inteligente que he conocido nunca, y para que ello sea posible es menester que el autor sea más inteligente aún para que pueda construir y dirigir la inteligencia suprema de la protagonista, lo que me ha hecho admirar profundamente a Luca de Tena.

Cabe destacar que la novela incluye algún documento fotocopiado de un paciente que existió en la vida real y que Luca de Tena debió conocer durante su estancia en el manicomio. Resumiendo la trama de la historia, la protagonista se llama Alice Gould (es británica aunque vive en España) y llega a un manicomio decidida a resolver un crimen como detective privado que es. Sin embargo, todo es demasiado lioso para ser reseñado en unas pocas líneas, pero podría decir que Alice se ve por momentos enclaustrada contra su voluntad en el manicomio y el lector está contra las cuerdas desde la primera hasta la última línea, sin saber si Alice realmente está loca o no.

Así, el debate sobre la posible locura de Alice se divide entre aquellos médicos y enfermeras que no la creen y el director de la clínica que sí y que está solo ante el peligro y termina granjeándose la enemistad de Alice y de sus compañeros de trabajo.

Me siento impotente al no poder reseñar todo el jugo que tiene la novela en esta reseña, así que invito a todos y todas a leerla con avidez cuanto antes y así poder contemplar la excelencia de esta obra maestra de la literatura española del siglo XX, que me ha recordado en parte a la reciente película La cura del bienestar, aunque en el caso del filme el escenario no es exactamente un manicomio, pero el protagonista se ve en la misma situación que Alice.

Es este, por si no ha quedado claro aún, un libro que se ha convertido en uno de mis favoritos por su capacidad de atracción y por la trama tan bien hilada que tiene. Echaba de menos una historia tan absorbente como esta, y la recomiendo a todo el mundo para que sepan qué es la buena literatura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s