Autor/a español/a·Narrativa

Permafrost, de Eva Baltasar

Permafrost (Literatura Random House, 2018), de Eva Baltasar y traducido por Nicole d’Amonville Alegría.

Se está bien aquí. Por fin. Las alturas tienen eso: cien metros de vidrio vertical. El aire es aire en un estad superior de pureza, y por eso, además, parece más duro, por momentos casi compacto.

Eva Baltasar, Permafrost

Permafrost, la última novela de Eva Baltasar (Barcelona, 1978) es una introspección sanadora publicada por Literatura Random House y merecedora en 2018 del prestigioso premio literario catalán Llibreter.

Según la RAE, permafrost es la «capa del suelo permanentemente congelada en las regiones polares». Sin embargo, Eva Baltasar se la aplica a la protagonista de su última novela, que lleva por título ese palabro tan poco común y que le valió el Premi Llibreter 2018, uno de los galardones literarios más importantes de las letras catalanas.

Con una pluma poética, el principio de la novela se nos muestra complejo. Sin embargo, con el paso de las páginas, la autora va desgranando la personalidad de una protagonista imbuida y que se nos presenta como una joven lesbiana cuyas relaciones se van sucediendo con explicitud, pero sin aparentes intenciones eróticas.

Una vez que la niebla poética del comienzo se va retirando, nos queda una protagonista más nítida que nos expone sus sentimientos y pensamientos sin tapujos y con un estilo atractivo y absorbente. Esta es una novela donde tiene un papel importante el concepto de maternidad, la cual no critica, pero sí rechaza, porque a quien sí critica la protagonista es a sus padres y a su hermana.

Con una fuerte presencia del sexo en la historia, la protagonista nos relata sus inicios en este mundo en su pubertad, ya que va dando saltos en el tiempo entre su infancia y la actualidad. Además, conforme avanza la historia, la protagonista se va desnudando, no solo metafóricamente, sin dejar de mostrarnos una personalidad desazonada por eso que muchas veces llamamos vida.

En la novela, vemos cómo la protagonista padece el sufrimiento de su sobrina, además del suyo propio, enseñándonos su personalidad fuerte, pero sensible a los contratiempos y al sufrimiento de sus seres queridos. Y todo nos lo cuenta para terminar derritiendo el hielo que la cubre, para fundir el permafrost que ella misma se otorga en esta novela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s